El calaix

Uno se cree que los mató el tiempo y la ausencia
J.M.Serrat

En un calaix
de la meva còmoda indulgent
guardo històries i records.
Amagats en el silenci
conviuen passaports trencats,
un rellotge sense hores,
cinc brins de tabac,
el menú del vaixell d’un exili,
una foto caducada,
el carnet d’identitat d’un país que no habito,
la clau d’un somni
i un poema
que va escriure algú
que ja no sé qui és.
Són borrissols del temps
que no desitgen morir.

El cajón

Uno se cree que los mató el tiempo y la ausencia
J.M.Serrat

En un cajón
de mi paciente cómoda
guardo historias y recuerdos.
Recostados en el fondo
conviven pasaportes rotos,
un reloj sin horas,
cinco hebras de tabaco,
el menú del barco de un exilio,
una foto caducada,
el carné de identidad de un país que ya no habito,
la llave de un sueño
y un poema
que no sé quién escribió.
Son las pelusas del tiempo
no dispuestas a morir.

El cajón

Uno se cree que los mató el tiempo y la ausencia

J.M.Serrat

En un cajón

de mi paciente cómoda

guardo historias y recuerdos.

Recostados en el fondo

conviven pasaportes rotos,

un reloj sin horas,

cinco hebras de tabaco,

el menú del barco de un exilio,

una foto caducada,

el carné de identidad de un país que ya no habito,

la llave de un sueño

y un poema

que no sé quién escribió.

Son las pelusas del tiempo

no dispuestas a morir.

Anuncios

2 pensamientos en “El calaix

  1. anna dice:

    Preciós!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s