La ventana del bar

La ventana del bar,
abierta a la vereda,
dibuja bicicletas distraídas,
caminantes apurados,
bocinazos,
colectivos que no frenan,
fruterías,
el taller,
un chiflado que se ríe de su risa,
una anciana que se encorva en su bastón
y la hermosa mujer
que esfuma las lagañas de mis ojos.

Anuncios

2 pensamientos en “La ventana del bar

  1. blocdejavier dice:

    Las ventanas forman parte del universo poético de Gabriel. Tal vez bajo el falso bullicio exterior la pulsión de la calma interior se vea solivientada (o es a la inversa?)

    • Gabriel Alejo dice:

      Es cierto, Javier. Las ventanas me rondan. Me gusta esa capacidad que tienen para mostrarnos otros universos. Sobre todo cuando están cerradas y uno mira a través del cristal sin oír lo que ve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s