Metafísica en el rostro

Su rostro inabordable
sólo deja presumir
que medita hondamente
en algo que insume el esfuerzo de pensar:
la crisis de valores
de esta época angustiante,
el grave conflicto entre dos generaciones,
la esencia del ser y la realidad que lo circunda,
la incoherencia del discurso del poder
o la grave molestia
que le provocan los zapatos nuevos.
Los dos.

Anuncios

9 pensamientos en “Metafísica en el rostro

  1. dvdjaco dice:

    Recuerdo un fin de semana en Londres con unos zapatos nuevos, demasiado grandes (¡encima!) por apenas unos milímetros. Una sensación horrible, saber que vas a tener que andar incómodo durante dos días. Ahora, ¡qué placer al volver a casa y ponerte unas zapatillas viejas, ajustadas al pie como una segunda piel!

  2. Fernando G. dice:

    ¡Qué feliz me hace haberte inspirado un poema!. Un abrazo. FER

  3. Jorge dice:

    Una vez, volvía a casa con madre y mi hermano Eduardo, veníamos de comprar zapatos… (esa felicidad de los niños con zapatos nuevos!) y de pronto mi flamante tamango de “Les Bebes” se enganchó en la vía del tranvía. Mi vieja forcejeaba por quitarlo, mientras veíamos como se acercaba el tranvía… En el último instante ella cortó por lo sano y sacó mi pié del zapato justo a tiempo de que el tranvía pasara y cortase toda la punta… Al ponérmelo entre llantos, mi vieja me contó que era la “bota’e potro”… y ese “zapato nuevo sin punta”, nunca me dolió. Mi orgullo, si.
    abraZo grande
    Jorge VO

  4. blocdejavier dice:

    Yo no sé la razón pero cuando pienso en este poema no evoco el rostro de la mujer -tiene que ser una mujer, eso es innegociable- sino en las piernas. ¿Será que he visto demasiadas películas de Buñuel o que siento una irresistible atracción por la nada? Las dos cosas, imagino.
    http://blocdejavier.wordpress.com/2014/05/03/metafisica-en-el-rostro/

    • Gabriel Alejo dice:

      Yo también pensé en una mujer, Javier. Pero debo confesarte que el poema nació en el tren, mirando el rostro (y no las piernas) de una señora sentada frente a mí. De todas formas me gusta la foto que ilustra este poema en tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s