Sentencia suprema

La caspa motea la toga
y el olor rancio se pega a las carnes.
La fetidez del aliento
dicta sentencia
sobre una báscula trucada.
El martillo revienta un grano
y el pus invade la sala.
Todo sigue en orden.

Anuncios

2 pensamientos en “Sentencia suprema

  1. Ester dice:

    Magnífica síntesis. La imagen hiperbólica se vuelve real. Tan sólo ocho versos para sintetizar la injusticia de la justicia. Tantos casos individuales y no sólo individuales pueden verse reflejados en este breve poema. El golpe de los versos resuenan a su vez y se elevan por encima del sonido del martillo.

    • Gabriel Alejo dice:

      Ojalá no tuvieran sentido estos poemas. Pero creo que todavía tendremos que escribir unos cuantos más. Un abrazo, Ester, y gracias por tus visitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s