La nieve

Sorprende ese silencio
de orquesta con sordina,
la imposible lentitud de su caída,
la luz acolchada en los reflejos,
la transformación del árbol,
una paz engañosa,
la primavera oculta,
la tenue perdición,
la fragilidad de su tiempo,
lo efímero del núcleo.

Mañana todo será
huellas troqueladas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s