¿Entonces por qué?

No es por aquel sueño
de dar la vuelta la mundo
en un buque mercante holandés.
Tampoco por la noche interminable
en la que tus pies descalzos
inventaron el amor
bailando en la mesa de la fonda.
No es por tu risa,
desnuda en la playa
ni por el primer beso
entre prisas y eucaliptos.
Ni por la carta que escribiste
en quién sabe qué café.
No es por tu lágrima
cada vez que escuchabas
la canción del soldado en la frontera.
Ni por la despedida
que nubló para siempre tu mirada.

Es por ese pequeño temblor
que dibujaba en tu boca la sonrisa.
Por eso es difícil olvidarte.

Anuncios

8 pensamientos en “¿Entonces por qué?

  1. lylafrost dice:

    Precioso, emotivo y significativo.
    Un poema que identifica.
    Bravo, compañero

  2. Hermoso, directo, preciso. AbraZo!

  3. blocdejavier dice:

    La mujer era bellísima, su evocación la hace aún más hermosa si cabe.

  4. alex dice:

    recientemente he leído en otro blog, un poema que me ha recordado mucho al suyo, mucho, mucho…. el link aquí… http://algunasugerencia-lilith.blogspot.com.es/

    • Gabriel Alejo dice:

      Pues sí, Alex. Parece que a la señora Lilith le inspiró mucho mi poema. Tanto que repitió la historia, copió tal cual el final y también algunos otros versos. Cosas que pasan…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s