El bastón

La soledad de los gatos
confunde al bastón.
Atrapado por los arcos
intenta el mando
con el ritmo desgastado
de baldosas y caderas.
El gris de la mirada
olvidó las distancias
y el color de las frutillas
pero sigue oyendo
el traquetear del haya desterrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s