El músico del tren

La nota busca la caricia
de alguien que la intuya
en el vagón amodorrado.
A dúo con la rueda
que pule la vía
el arco se empecina en evocar
un prado lejano,
un baile,
una pasión.
La romanza llega
rallentando a la estación.
Alguna moneda habrá
que no alcance a pagar
la distante nostalgia
de ese tono menor.

Anuncios

2 pensamientos en “El músico del tren

  1. Irene dice:

    Sonidos antiguos (el tren, el violín gitano), que resuenan con los recuerdos propios y heredados que llevamos en la mochila. Y también este poema queda resonando.

    • Gabriel Alejo dice:

      Cuando oigo a esos músicos siempre me parece que su música evoca recuerdos que también son míos aunque los separen distancias de miles de kilómetros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s