Pedazos

 

Ese leño con la huella
de lo que fue una brasa;
ese espejo fatigado
de repetir el llanto
y la sonrisa;
esa botella que imagina
que es la que apaga la sed;
ese dolor
en el costado del hijo;
esa alegría del padre
que vuelve y empapa al abuelo;
ese poema muerto
en la hoja blanca;
esa letra perdida
en la oscura tormenta del bosque;
ese acorde que nunca
volvió a decir la guitarra;
ese cincel que abandonó la rama
y ese lápiz que dibuja un horizonte
son los pedazos de un yo que camina
en la última tarde del otoño.

Soneto al maestro gobernante

“Cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor.
Mejor para mí el suyo beneficio político” Mariano Rajoy

El maestro regala su sapiencia
y el alumno espera con respeto
la verdad donde oculta su secreto
ese hombre bendito por la ciencia.

Finalmente el docto la pronuncia
oculto en su perfil siempre discreto,
humilde en lo sabio y lo concreto
tal que Dios y su cálida presencia.

“Cuanto peor mejor es para todos
y cuanto peor para todos es mejor.”
¡Loado sea el señor por esta frase

que embarga por su fondo y por sus modos!
El maestro sin embargo suma ardor
y vuelve a la idea sin pararse.

“Mejor para mí el suyo.
Beneficio político.” Y así
el aprendiz comprende: es un zurullo.