El libro y el poeta

tapasola“El libro y el poeta” es una mirada que se pasea entre recuerdos, presentes, deseos, sueños, algunos amores dichos, otros callados…
En el prólogo de El libro y el poeta” Agustí Martínez dice:
“Gabriel no quiere elementos superfluos, prefiere hablar de la magia del instante, enmarcar una imagen en el tiempo, reafirmar un recuerdo -a veces con aroma a tango y milonga- son poemas que no olvidan lo vivido, pero que no se enquistan y van hacia adelante, afirmando un devenir que se quiere esperanzado. Poemas sencillos cuando la sencillez es esencia.
En la trastienda del libro, los poemas se convierten en sonido. La voz del propio Gabriel y las percusiones de Quicu Samsó hacen avanzar los poemas a otro estadio, un estadio lleno de sorpresas, sutil, sin aspavientos. Los poemas dichos como el autor los concibe y ensamblados con los sonidos de la percusión, creativamente original, fresca y medida. Todo esto, no hace más que ampliar los momentos de placer previos obtenidos con nuestra propia lectura.”
Aquí os dejo tres poemas del libro que también figuran en el CD que lo acompaña.

Tormenta

Ahoga el cielo
una extraña paz inquieta.
Se hace noche
la hora de la siesta.
No hay viento
y un temblor turba a la espiga.
La pálida nube
muestra su garra oscura.
El pájaro esconde su vaivén.
La mariposa huye.
Han callado las cigarras
y las ramas quedan presas del silencio.
El sombrío valle
se tensa en una lenta inspiración.
Y luego
nada es lo que fuera hace un momento.
Suplica la raíz,
grita la hoja
y el agua
rebota contra el charco que ella engendra.
La tarde es trueno, fulgor,
lluvia y destrozos.

Casi así
fue tu amar entre los lirios.

 

Tu llegada

Sentado en una mesa sin fronteras
espero a que llegues con la bata descosida,
los zapatos con cordones malatados,
tus medias cortas,
tus cejas largas,
una pinza de ropa en la camisa,
en tu pelo una sortija,
un gorrión con el canto de un jilguero
empollando un galgo en tus palabras,
tu culto antiguo
de hablar bajito,
de bajar hablando,
de valsear silbidos,
de silbar bailando,
de morir prontito
y vivir volando.
Confío
en que dejes tres pasiones en la copa,
un dibujo,
un hilito de tu ropa,
la sonrisa en un espejo,
la bolita de pan sobre la mesa,
la cuchara zurda
y el malvón de aquel recuerdo en la ventana.

 

La scala

Notes. Pauses. Pensaments.
La veu és un viatge
entre l’ivori i el banús
i es perd
refugiada en els acords.
Poc a poc
la música m’allunya
i em porta a quimeres distants,
a cels desconeguts.
La tendresa dels seus sons
acaricia el meu ànim.
Tan sols falta per arribar
el suau naufragi
de la passió primera.

2 pensamientos en “El libro y el poeta

  1. jordi albero dice:

    Fantastico!!!! Un fuerte abrazo a toda la familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s