Soneto al maestro gobernante

“Cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor.
Mejor para mí el suyo beneficio político” Mariano Rajoy

El maestro regala su sapiencia
y el alumno espera con respeto
la verdad donde oculta su secreto
ese hombre bendito por la ciencia.

Finalmente el docto la pronuncia
oculto en su perfil siempre discreto,
humilde en lo sabio y lo concreto
tal que Dios y su cálida presencia.

“Cuanto peor mejor es para todos
y cuanto peor para todos es mejor.”
¡Loado sea el señor por esta frase

que embarga por su fondo y por sus modos!
El maestro sin embargo suma ardor
y vuelve a la idea sin pararse.

“Mejor para mí el suyo.
Beneficio político.” Y así
el aprendiz comprende: es un zurullo.

Anuncios

La frase

 

Meses antes, tal vez años
algo se dice en el bar,
en la cama DSCN2798b
o en la pared.
Una sonrisa pinta la frase
que se hamaca
como un pétalo en la brisa,
un pétalo amarillo
ya agrio cuando ha caído
meses después, tal vez años.
Para entonces la puerta está cerrada
y hasta la soledad es falsa.
Las palabras que sonaron bellas
caminan ahora cubiertas de sangre.

La verdad en la palabra

A mi amigo Fernando Griffell
que nos dejó solos en este escenario vacío.

 

Se piensa origen de la lágrima que quema,
dueña de la tragedia,
colapso de lo que se amó
pero cada vez que se repite
alberga en su oquedad
el significado falso.
Será certeza
cuando su inclemencia espante,
cuando la tristeza se cobije tenaz
tras un recuerdo
o en la frase que aquél dijo al pasar
o en la estela de la hermosa mujer
que nunca vio la desventura de los cuerpos
o en el leve movimiento de una mano.

Sólo entonces
la palabra que dibuje
el adiós para el amigo muerto
será certeza.

Coronación

La brisa mueve
los envoltorios y los peinados.
Agita también los banderines grises
pues la ocasión no permite los colores.
Los lujosos coches pasean lentamente
su selecta carga impuesta.
Hay palabras que un poeta nunca escribe.
Se escuchan con devoción.
Son suaves, estudiadas,
a veces esdrújulas.
Y tras cada frase
un crítico avezado
interpreta las nadas
y las llena con vacíos.
Ya que estamos
bien como estamos
la voz nos promete seguir eternamente.